importancia del lenguaje

Importancia del lenguaje en los procesos de aprendizaje.       

Ahora que los niños se encuentran de vacaciones, es un momento perfecto para observar y comprobar que su desarrollo cognitivo y del lenguaje evoluciona perfectamente. La importancia del lenguaje en el aprendizaje es enorme, para que el desarrollo de la persona se ejecute favorablemente.

¿Cuándo hay que comenzar tener en cuenta la importancia del lenguaje?

Como en cualquier proceso de desarrollo, cuanto antes se descubra un problema, antes se podrá tratar y el resultado será mucho más favorable y exitoso.

Es fundamental saber diferenciar entre habla y lenguaje. El habla es la formación de palabras para expresarnos y el lenguaje es el conjunto de elementos que nos permiten entender y ser entendidos. Un niño puede no decir perfectamente las palabras pero si saber comunicar lo que quiere y entender lo que se le dice, por lo que no tiene un problema de lenguaje sino de desarrollo del habla. Por el contrario, un niño puede formar y repetir perfectamente las palabras pero no combinarlas para expresar lo que necesita o entender lo que se le dice.

Diferentes etapas del lenguaje en diferentes edades:

  • Hasta 1 año: los niños comienzan a usar sonidos que parecen palabras. Pueden aprender a decir mamá o papá aunque aún no saben a qué se refiere. También comienzan a relacionar nombres con objetos como biberón o chupete.
  • Entre los 12 y los 15 meses ya deben de decir algunas palabras más además de papá y mamá. Deben saber hacer sonidos con la p, la m, la d, o la n. También deben comprender algunas órdenes sencillas como dame el chupete.
  • Entre los 18 meses y los 2 años el niño ya debe saber expresar bastantes palabras, aunque no se le entienda perfectamente. Cerca de los dos años ya usará frases de dos palabras o tres para expresar acciones sencillas como “niño llora” o “dame esto”.

Importancia del lenguaje: Signos de alarma ante un problema.

  • No utiliza gestos para expresarse como señalar, decir adiós… cuando tiene un año.
  • Si pasa del año y medio y sigue utilizando gestos para expresarse en lugar de palabras.
  • Si no imita las palabras y los ruidos que tiene en su entorno.
  • Si pasados los dos años, sólo imita las palabras pero no las utiliza él solo para expresar algo.
  • Con 4 años el niño ya debe de entender todo lo que se le dice, debe saber expresar todo lo que necesita y conversar con personas que no sean de su entorno cercano.

Ante cualquier duda lo mejor es visitar a un especialista, en este caso logopeda, para determinar si existe un problema o descartar esa opción. No siempre debe existir una patología, sino una pequeña dificultad o retraso que con ejercicios y ayuda se puede corregir rápidamente.